Hamburguesas de quinoa y lentejas “fit”

Si te gusta este post, no olvides hacer click en el corazón indicando que te gusta ¡GRACIAS!

10808995_320301294831054_1036763405_n10838744_315712815297327_779059394_n10817559_854080121303336_2132215573_n

 

  • 150gr Lentejas pardinas
  • 350gr Quinoa
  • 4 Cucharadas colmadas de harina de avena
  • 1/2 Calabacín
  • 1 Cucharada de Ajo en polvo
  • Cayena molida

A mi personalmente me gusta hacer yo las lentejas y suelo utilizar las chiquitinas que se les llama “pardinas” pero podéis saltaros ese paso utilizando lentejas de bote ya cocidas.

  1. En una olla con agua hirviendo ponemos a cocinar las lentejas a fuego lento durante 30-40min que queden bien tiernitas.
  2. Preparamos otra olla con agua hirviendo y mientras se pone en ebullición, lavamos bien la quinoa y cuando arranque a hervir la echamos y la dejamos durante 15min.
  3. Una vez tenemos cocinadas y escurridas las lentejas y la quinoa las apartamos para que se vayan enfriando.
  4. Rallamos el medio calabacín que quede bien finito.
  5. En un bol, colocamos la quinoa (ya a temperatura ambiente), la cayena molida, las lentejas, el calabacín, la cucharada de ajo en polvo, y las 4 cucharadas de harina de avena y mezclamos todo.
  6. Dejamos reposar 15min la masa para que se compacte más.
  7. Una vez pasados los 15min vamos a proceder hacer las hamburguesas, necesitamos papel film y un molde (yo en mi caso he utilizado la tapa de un bote de proteína podéis utilizar lo que os venga bien)
  8. Colocamos papel film, ponemos una bola de masa, tapamos con el mismo papel film y apretamos lo justito sin presionar demasiado o se nos saldrá la masa por los bordes del molde, una vez tengamos la forma, cerramos como si fuese un paquetito y repetimos la operación hasta terminar la masa que hemos preparado (a mi me han salido 6 super hamburguesas)
  9. Una vez tenemos nuestras hamburguesas en film, las colocamos en una bandeja y las llevamos al congelador durante 1h para que se terminen de compactar y no se nos rompan luego (también puedes dejarlas en el congelador para utilizarlas cuando te apetezca)
  10. Vamos a cocinarlas, en una sartén antiadherente cocinamos a fuego medio por una cara y cuando esté algo torradita y no se nos desmonte le damos la vuelta y listo.
  11. Puedes acompañarlas de una rica ensalada o con lo que más te apetezca 😉

 

Puedes dejar aquí tu comentario

comentarios

¡Hazte con la mejor suplementación al mejor precio haciendo click en este enlace gracias a mis descuentos!

Estos otros artículos te pueden interesar