Las múltiples propiedades del salmón

Las múltiples propiedades del salmón

Es recomendable que consumas salmón un par de veces por semana, (aumentar esta cantidad podría ser poco apropiado, debido a su alto contenido en sodio, que puede derivar en la retención de líquidos), como un buen sustituto de las carnes que normalmente, suelen servirse como platillos fuertes. Además de ser más ligero, te otorgará muchos más beneficios y notarás como tu consumo de calorías se reduce bastante, sin que te veas en la necesidad de pasar hambre.

Puedes comerlo a la plancha o al vapor, acompañado de deliciosos vegetales. Esto será más que suficiente y bastante apropiado para constituir una comida completa y muy sana.

Así que ahora lo sabes, ¡Come salmón para adelgazar!

 

¿Todavía no conoces las múltiples propiedades del salmón?

 

El salmón es un pescado azul o graso que aporta unos 11 gramos de grasa por cada 100 gramos de carne, un contenido similar al de las sardinas, el jurel o el atún.

La grasa es rica en omega-3, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, y además aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos.

Por este motivo, se recomienda el consumo habitual de salmón a la población general, y en particular en caso de trastornos cardiovasculares.

El salmón es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, al igual que el resto de pescados.

En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de algunas pertenecientes al grupo B como la B2, B3, B6 y B9 y B12.

Éstas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos, es decir, hidratos de carbono, grasas y proteínas e intervienen en procesos de gran importancia (formación de glóbulos rojos, síntesis de material genético, funcionamiento del sistema nervioso y del sistema de defensas, etc.).

No obstante, la cantidad presente de estas vitaminas no es muy significativa si se compara con otros alimentos ricos en estos nutrientes.

10655070_323071397866790_376943780_n

La riqueza en grasa del salmón hace que contenga cantidades interesantes de algunas vitaminas liposolubles como la A y la D.

  • La A contribuye al mantenimiento, crecimiento y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo.
  • Además, favorece la resistencia frente a las infecciones, es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna.
  • También interviene en el crecimiento óseo, en la producción de enzimas en el hígado y de hormonas sexuales y suprarrenales.
  • La vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y favorece la absorción y fijación de este mineral en los huesos.
  • Es fuente de magnesio y yodo, y su contenido medio de hierro es inferior al de la mayoría de los pescados.
  • El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos.
  • También forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
  • El yodo es indispensable para el buen funcionamiento del tiroides , así como para el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro.
  • Además, cabe destacar el contenido de sodio, tanto del salmón ahumado como de las huevas, con respecto al fresco, debido al añadido de sal como conservante; aportan 1200 mg y 1500 mg de sodio. Por ello, tanto el consumo de ahumado como las huevas se desaconseja en caso de hipertensión u otros trastornos asociados a retención de líquidos.
  • El Aceite de Salmón es rico en Omega 3, y con un alto contenido en EPA (Ácido Eicosapentanóico) y el DHA (Ácido Docosahexaenóico). Que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, además aumentan la fluidez de la sangre, lo que previene la formación de coágulos o trombos.
  • El DHA es esencial para el desarrollo normal del cerebro y de la vista; se transmite de la madre al feto vía placenta. Tras el nacimiento, la fuente principal de DHA es la leche materna, durante el resto de la vida se recomienda en niños para prevenir desordenes de atencion, en los adultos mayores en enfermedades neurodegenerativas como el parkinson.
  • El EPA estimula la producción de las prostaglandinas de la serie 3, las cuales reducen la coagulación sanguínea evitando un mayor índice de trombosis, a su vez actúan sobre la pared de los vasos sanguíneos reduciendo la presión arterial.
  • Es importante cada día protegernos de las toxinas que en su mayoría provienen de nuestra dieta diaria en muchos casos inadecuada y producto del ritmo de vida actual, en especial de las grasa malas, que derivan en innumerables enfermedades, una alternativa para mejorar nuestra calidad de vida es el consumo de alimentos y suplementos saludables, que además de colaborar en nuestra nutrición nos ayuden a prevenir enfermedades y afecciones. Un gran aliado es el consumo de aceite de Salmón, el cual es extraído en frío y 100% natural, este producto es utilizado por muchas comunidades desde tiempos antiguos, con comprobados efectos beneficiosos para la salud humana y animal.
Si te gusta este post, no olvides hacer click en el corazón indicando que te gusta ¡GRACIAS!

Puedes dejar aquí tu comentario

comentarios

¡Hazte con la mejor suplementación al mejor precio haciendo click en este enlace gracias a mis descuentos!

Estos otros artículos te pueden interesar