Propiedades del diente de león

Propiedades del diente de león

Propiedades del diente de león

El diente de león es una planta rica en propiedades beneficiosasa para el organismo, una planta perenne, herbácea y que crece de 20 a 50 centímetros de alto. Florece durante el verano, brotando flores amarillas en el extremo, y su fruto se forma con pelo blanco.

Una hierba común rica en propiedades para nuestro cuerpo.

  • Gran depurativo digestivo: favorece las funciones del hígado y del riñón.
  • Aumenta la producción o secreción de bilis: esto es muy bueno para los problemas de hígado y digestivos ya que alivia inconvenientes de tipo gástrico.
  • Favorece la evacuación: alivia los procesos de estreñimiento por sus propiedades laxantes.
  • Alivia y previene los cálculos del riñón: esto se debe a sus propiedades depurativas y diuréticas.
  • Mejora el acné y el eczema: favorece el control de las hormonas y abre los poros.

  • Ayuda a adelgazar: esto se debe a que es diurético aunque este punto lo veremos con mayor profundidad más adelante.
  • Mejora la vista: al contener luteína y zeaxantina reduce el riesgo de cataratas y la degeneración macular.
  • Favorece el cabello y la piel: gracias a su contenido en silicio.
  • Prevenir la anemia: también tiene hierro por lo que es muy útil en ese sentido.

Contraindicaciones del diente de león

Si sufres de cálculos biliares: ya que el diente de león actúa como colagogo (es decir, estimula la vesícula biliar aumentando la producción de bilis), no es recomendado en personas con piedras o cálculos en la vesícula dado que puede causar molestos y dolorosos cólicos biliares.
De piedras en los riñones: dado que los cálculos renales son causadas principalmente por oxalatos, las hojas de diente de león contienen una gran cantidad de oxalatos. Por ello no es adecuado su consumo en personas con piedras en los riñones.
De acidez estomacal: al presentar la capacidad de aumentar los jugos gástricos, el diente de león no es en absoluto adecuado para personas con acidez de estómago o con reflujo.
De úlcera de estómago: como ocurre con la acidez de estómago, en caso de úlceras estomacales tampoco se recomienda su consumo. El motivo es el mismo: aumenta los jugos gástricos.
De alergia: no se recomienda el consumo de diente de león ni de productos con esta planta en personas que presenten alergia a la familia de las compuestas.
Si hay un consumo de determinados medicamentos: no se recomienda su consumo en caso de personas que tomen medicamentos de litio o aquellos utilizados para aumentar las cantidades de potasio en el organismo. Tampoco es aconsejable ante el consumo de antibióticos, al disminuir su absorción.

¡Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia deben evitar su uso, así como evitar que la tomen los niños!


El diente de león podéis encontrarlo en cápsulas o en hierbas para infusionar, a continuación os dejo los enlaces de los que yo utilizo.

Diente de león en cápsulas

Diente de león en infusión

Puedes dejar aquí tu comentario

comentarios

¡Hazte con la mejor suplementación al mejor precio haciendo click en este enlace gracias a mis descuentos!

Estos otros artículos te pueden interesar